UNV Especialista – Protección en emergencias – Arauca, Arauca

En el año 2018, el Gobierno Nacional solicitó apoyo y cooperación técnica al Sistema de las Naciones Unidas en Colombia, con el propósito de aunar esfuerzos que permitan atender la emergencia derivada por el flujo migratorio mixto, que se viene presentando en los departamentos fronterizos con la República Bolivariana de Venezuela.

Desde el año 2016 se presenta un crecimiento permanente de la población migrante venezolana que ingresa al país, lo cual ha incrementado la presión sobre los servicios básicos existentes que ya enfrentaba desafíos de cobertura y calidad. Según cifras oficiales de Migración Colombia a diciembre de 2018 habían al menos 1’174.743 venezolanos en el país. De esta población 293.724 son niños, niñas y adolescentes. Es importante tener en cuenta que estas cifran no son precisas debido a las particularidades del ingreso y salida de la población migrante.

UNICEF, en coordinación con las demás agencias del Sistema de las Naciones Unidas, apoyó desde entonces la identificación de las problemáticas más importantes que tienen los niños, niñas y adolescentes provenientes de Venezuela que llegan o transitan por el país.

En el contexto del flujo migratorio, los niños, niñas y adolescentes suelen tener afectaciones psicosociales debido a que han tenido que dejar atrás el juego, el proceso escolar, la integridad familiar, los lazos de pertenencia, las tradiciones alimentarias, los espacios que eran propios de su desarrollo integral. La atención a estas afectaciones suele quedarse relegada a un segundo plano, ante necesidades como alimentación, vivienda, vestuario, acceso a agua, y otros servicios básicos. Frente a todas estas dificultades, las familias ven reducida su capacidad de cuidado de niñas, niños y adolescentes.

En los contextos humanitarios relacionados con el flujo migratorio mixto, no se cuenta con información oficial de las violencias contra la niñez ocurridas a la población migrante. Sin embargo, se sabe que ensituaciones de crisis se excacerban los diferentes tipos de violencia contra niñas, niños y adolescentes. En el trabajo desarrollado por UNICEF y otras agencias de cooperación sobre el tema, se ha podido establecer que se han incrementado los riesgos de violencias de genero, especialmente violencia sexual así como reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes por grupos ilegales. Se destaca, entre las diferentes violencias, la explotación sexual, la trata de personas con fines de explotación sexual, la mendicidad, matrimonios serviles en marco de uniones tempranas, entre otros.

Se conoce que las violencias contra la niñez al interior de la familia pueden estar en crecimiento, y que existen momentos y tipologías de la migración que incrementan los riesgos de violencia especialmente para niñas, niños y adolescentes. Tienen una especial vulnerabilidad las y los adolescentes no acompañados, los niños y niñas separados, y quienes ingresan al país de forma irregular por trochas y pasos, pues en tránsito se evidencian riesgos adicionales frente a violencia sexual, tráfico y trata de personas. Adicionalmente, se han identificado las dificultades de acceso que tienen las niñas, niños y adolescentes y la población migrante en general a la atención integral una vez han ocurrido hechos de violencia, lo que se incrementa aún más para los migrantes en situación irregular.

Un elemento que complejiza el acceso de niñas, niños y adolescentes a la atención integral y, en general, a servicios, es la falta de documentos de identificación. A partir de estas problemáticas, UNICEF ha construido un plan de respuesta inter programático que actualmente implementa en los departamentos de Guajira, Arauca, Norte de Santander, Atlántico, Bolívar, Magdalena y Nariño, y, que incluye acciones del componente programático de Protección, orientadas a garantizar el desarrollo de entornos protectores que prevengan situaciones de vulneración y fortalezcan los factores protectores en niños, niñas y adolescentes y de sus familias Igualmente contiene elementos para la mitigación de riesgos y la activación de rutas de atención frente a las vulneraciones relacionadas con violencias contra la niñez en contextos complejos.

UNICEF desea fortalecer su presencia territorial en acciones de protección que mejoren las condiciones de niños, niñas y adolescentes a través de respuesta humanitaria en emergencia y de desarrollo en territorios de acogida, tránsito y permanencia de población migrante, asumiendo el reto de apoyar la respuesta articulada con las instituciones, propendiendo también por una respuesta desde el enfoque comunitario de prevención y protección. 

Let’s block ads! (Why?)

Read Original Article