Asistente jurídico de apoyo a la Sala de Reconocimiento de Verdad y de Responsabilidad de la JEP (Caso 07) – Bogotá

UNICEF trabaja en 190 países y territorios para salvar la vida de los niños, niñas y adolescentes, para defender sus derechos y ayudarles a alcanzar su máximo potencial. UNICEF promueve los derechos y el bienestar de todos los niños y niñas, en todo lo que hacemos. Junto con nuestros socios, trabajamos para traducir ese compromiso en acción práctica, centrando nuestro esfuerzo en llegar a los más vulnerables y excluidos, en beneficio de todos los niños y niñas, en todas partes.

En todo su trabajo, UNICEF adopta un enfoque basado en el ciclo de vida, reconociendo la importancia particular del desarrollo de la primera infancia y la adolescencia. Los programas de UNICEF se centran en los niños, niñas y adolescentes más desfavorecidos, incluidos los que viven en contextos frágiles, con discapacidades, los que se ven afectados por la rápida urbanización y los que están afectados por la degradación del medio ambiente.

UNICEF se creó con un objetivo específico: trabajar junto a nuestros socios para superar los obstáculos que la pobreza, la violencia, la enfermedad y la discriminación colocan en el camino de un niño o una niña. Abogamos para darles a los niños, niñas y adolescentes el mejor comienzo en la vida porque una atención adecuada a la edad más temprana constituye la base más sólida para el futuro de una persona. Involucramos a todos en la creación de ambientes protectores para los niños. Estamos presentes para aliviar el sufrimiento durante las emergencias y en cualquier lugar donde los niños y niñas estén amenazados, porque ningún niño o niña debe estar expuesto a la violencia, el abuso o la explotación.

UNICEF defiende la Convención sobre los Derechos del Niño. Trabajamos para garantizar la igualdad de las personas discriminadas, niñas y mujeres en particular. Trabajamos por los Objetivos de Desarrollo Sostenible y por el progreso prometido en la Carta de las Naciones Unidas. Nos esforzamos por la paz y la seguridad. Trabajamos para responsabilizar a todos por las promesas hechas a los niños y las niñas.

La Oficina de UNICEF en Colombia suscribió con el Gobierno Nacional, un Programa de Cooperación para el periodo 2021-2024 que establece los resultados y condiciones generales dentro de los cuales debe funcionar la cooperación de UNICEF. Este programa tiene como objetivo general contribuir a establecer entornos protectores e inclusivos que garanticen los derechos de los niños, niñas y adolescentes a la educación, la protección, la salud, el agua, saneamiento e higiene y la nutrición con un enfoque de equidad. El Programa contribuirá al cumplimiento de observaciones y recomendaciones en los informes del Comité de los Derechos del Niño sobre Colombia, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer y el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, así como los Protocolos Facultativos de la Convención sobre los Derechos del Niño ratificados por Colombia y las resoluciones 1325 (2000) y 1612 (2005) del Consejo de Seguridad.

Para estos propósitos, el Programa de Cooperación de UNICEF Colombia ha identificado tres componentes: (1) Estabilización: Paz con Legalidad que busca apoyar el fortalecimiento de la oferta institucional del Estado para que los niños, niñas y los adolescentes y las mujeres que se hallan en condiciones de mayor vulnerabilidad en los territorios PDET priorizados cuenten con entornos protectores que favorezcan su acceso sostenible a servicios inclusivos, de calidad y relevantes en materia de educación, nutrición, salud, WASH y protección; (2) La migración como factor de desarrollo centrado en las poblaciones migrantes y las comunidades de acogida en los territorios priorizados por el Gobierno Nacional, focalizando la atención en la niñez, las madres gestantes y en periodo de lactancia, tanto venezolanos como colombianos retornados, principalmente los niños, niñas y adolescentes no acompañados o separados y (3) Asistencia técnica para la aceleración de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que actúan como catalizadores que busca incidir en el bienestar de la niñez en condiciones de mayor vulnerabilidad causados por la pobreza y la desigualdad con enfoques poblacionales y territoriales para incidir.

En este tercer componente de Asistencia técnica para la aceleración de los ODS, como contribución directa al ODS 16 “Paz, justicia e institucione sólidas”, UNICEF contempla como uno de sus resultados que “Los sistemas de protección, vigilancia, control y justicia cuentan con las capacidades y herramientas para aplicar los estándares internacionales de protección de los derechos de la niñez y adolescencia en sus procedimientos, rutas, estrategias y mecanismos”. En este contexto, UNICEF apoya a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la investigación de graves violaciones en contra de niños, niños y adolescentes y en la garantía de la participación y protección de niños, niñas y adolescentes víctimas o testigos en sus procedimientos.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) es el componente de justicia del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, creado por el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera (Acuerdo Final) suscrito entre el Gobierno Nacional y las Farc-EP. La JEP tiene la función de administrar justicia transicional y conocer de los delitos cometidos en el marco del conflicto armado que se hubieran cometido antes del 1 de diciembre de 2016.

El Acuerdo Final reconoció el resarcimiento a las víctimas como su centro, y en este sentido reconoció las diversas formas de victimización y sus impactos diferenciales según el género, la pertenencia étnica, la edad, entre otros. El Acuerdo en el punto 5 considera que el Sistema Integral tiene un enfoque diferencial que se ajusta y responde a las características particulares de la victimización en cada territorio y cada población, y en especial a las necesidades de las mujeres y de los niños y las niñas.

En lo específico sobre la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), se consideró en el Acuerdo de Paz, que el funcionamiento del componente de justicia dará énfasis a las necesidades de las víctimas mujeres, niñas y niños, quienes sufren de una manera desproporcionada y diferenciada los efectos de las graves infracciones y violaciones cometidas con ocasión del conflicto. Igualmente, se señala que en la implementación de todo lo acordado se garantizará el interés superior de los niños, niñas y adolescentes, así como sus derechos y su prevalencia sobre los derechos de los demás.

Por otra parte, entendiendo la especial vulneración que supone la vinculación de los niños y las niñas en la guerra y las dimensiones del fenómeno en el conflicto colombiano, la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas (SRVR), mediante Auto No. 029 de 2019, avocó conocimiento del Caso 07 Reclutamiento y utilización de niñas y niños en el conflicto armado. Este macro caso pretende dar cuenta de los hechos de reclutamiento y utilización de niños y niñas y de los delitos conexos que puedan advertirse, especialmente crímenes relacionados con violencia sexual, desaparición forzada, tratos crueles y degradantes y homicidios.

Un principio fundamental del proceso transicional del JEP es la centralidad de las víctimas. Para hacerlo efectivo es indispensable avanzar en su participación. El número actual de víctimas acreditadas en este caso es todavía relativamente bajo frente al número real de víctimas de ese fenómeno. El auto nro. 029 de 2019 señala que “la jurisdicción pudo identificar preliminarmente un total de 6.230 víctimas de reclutamiento y utilización de niñas y niños a nivel nacional por parte de las FARC-EP”. Igualmente, el último informe presentado por el ICBF a la JEP se refiere 3.878 víctimas.

Para superar esta brecha, el despacho está construyendo una estrategia de recepción masiva de solicitudes de acreditación y de participación de víctimas acreditadas. Igualmente, las organizaciones de víctimas de reclutamiento han venido incrementando exponencialmente la presentación de solicitudes de acreditación e informes, y tienen la expectativa real y legítima de ser atendidas de manera oportuna por la JEP.

Por lo anterior, el despacho relator del caso 07 debe desplegar esfuerzos importantes en promover y gestionar ágilmente esta participación, y en analizar y procesar el alto volumen de información allegada al caso.

En este sentido, se requiere dos VNU Nacional Joven cuyas habilidades profesionales estén orientadas a analizar, gestionar, recaudar, sistematizar y documentar las actividades y trámites previstos en el despacho relator del caso 07, para lograr la acreditación y participación de víctimas de manera ágil, eficiente y segura, así como para analizar y procesar la información allegada al caso.

Los VNU Nacional Joven trabajarán en las instalaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas, cuando las medidas en materia de bioseguridad establecidas por las autoridades y la entidad lo permitan.

Los VNU Nacional Joven, estarán bajo la supervisión del especialista de protección infantil de UNICEF, en coordinación con el/la supervisor/a de la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad y de Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP.

Discrecionalidad: Esta asignación requiere que las personas contratadas velen por la confidencialidad de los datos, información sensible y/o personal con la que se trabaje.

Let’s block ads! (Why?)

Read Original Article